Barra de vídeo, videos de Youtube

Loading...

Guía Práctica de Comercio Electrónico para PYMES Dar la posibilidad


Libro blanco del comercio electrónico
Guía Práctica de Comercio Electrónico para PYMES
Dar la posibilidad de efectuar pedidos múltiples o partidos →
Esta opción es necesaria especialmente si trabajamos con productos con
o/y sin stock y si normalmente tenemos un catálogo amplio de productos.
Seguimiento activo de los pedidos → Los clientes valoran que el
comercio se preocupe por sus pedidos. El seguimiento activo de
un pedido implica tanto dar una información puntual sobre la situación
del pedido del cliente como la posibilidad de ofrecerle alternativas
en la gestión del propio pedido (ofrecerle productos alternativos, hacer
un envío parcial…). La mejor forma de conservar un pedido y fidelizar
a un cliente es transmitirle que nuestra tienda se está ocupando
de su pedido, especialmente cuando surgen incidencias o retrasos.
Evidentemente, es importante que contemos con una herramienta que
controle estos parámetros para que el proceso de los pedidos tenga en
cuenta estos condicionantes de la forma más automatizada posible.
El proceso de unos cuantos pedidos o de unas cuantas decenas de pedidos
diarios no es complejo. La complejidad viene determinada por el volumen
de pedidos a procesar. Organizar bien el proceso de pedidos y apoyarnos
en una herramienta que permita la automatización de los mismos lo
que nos permitirá es poder procesar con los recursos mínimos un gran
volumen de pedidos.
Es importante también ser siempre honesto respecto al nivel de servicio
que se ofrece al cliente: Ofrece sólo aquello que seas capaz de cumplir.
<9.3> La gestión y atención del Cliente
Como ya se ha mencionado con anterioridad, el Customer Relationship
Management (CRM) es la herramienta que permite conocer a la
perfección el comportamiento de cada cliente (y viceversa) y a través de
la que se puede predecir, modelizar y tomar decisiones adecuadas para
cada cliente o tipos de cliente.
El CRM es más una estrategia de negocios basada en orientar a la
empresa hacia el cliente que una simple aplicación informática a través
de la que conducimos la relación con el cliente. Es un error muy común,
y tremendamente grave pensar que los clientes tienen que ver sólo con
nuestro Departamento de Atención al Cliente.
Es toda nuestra organización la que está o no alineada para servir al cliente.
Un buen sistema de CRM debe ser además bidireccional: El CRM es el
canal idóneo para escuchar a los clientes. La opinión de nuestros clientes
acerca de nuestra tienda, de nuestro servicio alimenta y enriquece
continuamente nuestro modelo de venta.
Fuente: Libro blanco del comercio electrónico
Guía Práctica de Comercio Electrónico para PYMES
Autor
Asociación Española de Comercio Electrónico y
Marketing Relacional (AECEM)