Barra de vídeo, videos de Youtube

Loading...

Ultimo descubrimiento confirma dueño de tumba de 2.000 años de antigüedad en China


CCTV agregó 4 fotos nuevas.
Ultimo descubrimiento confirma dueño de tumba de 2.000 años de antigüedad en China
Varias calderas antiguas han sido descubiertos en la tumba del marqués de Haihun, confirmando la creencia de que la fosa pertenece a un emperador depuesto de la Dinastía Han Occidental (206 aC -24 dC), informaron hoy miércoles los arqueólogos.
Nueve "dings", o antiguas calderas, fueron descubiertas durante la última excavación en la tumba de "Haihunhou" (marqués de Haihun), en la provincia oriental china de Jiangxi, indicó Yang Jun, quien encabeza el proyecto arqueológico.
"El número nueve era usado sólo por los emperadores chinos en el período feudal, y es común que las fosas de los emperadores son llamadas 'tumbas de nueve dings'", explicó Yang.
Los arqueólogos creen que la tumba pertenece a Liu He, nieto del emperador Wu. Liu recibió el título de "Haihunhou" después de ser depuesto como emperador tras ocupar el cargo sólo 27 días. Haihun es el nombre antiguo de un reino muy pequeño en el norte de Jiangxi.
"No es posible que otras generaciones del marqués de Haihun tuvieran nueve "dings" como objetos funerarios. Liu He es diferente porque era un emperador", indicó Yang.
Tres calderas fracturadas y deformadas han sido trasladadas desde la tumba y el resto permanece en el sitio.
Yang señaló que las calderas podrían ser usadas por los aristócratas para recibir a los invitados, ya que fueron colocadas cerca de otros artículos para comer, incluidas una jarra de bronce para licor y cocinas de bronce. Pero otros dijeron que los "dings" eran normalmente usados para rituales.
El ataúd principal de la tumba será abierto el próximo sábado, adelantó Yang.
Los investigadores siguen trabajando en la cámara principal de la tumba en el cementerio Haihunhou, el más completo conocido de la Dinastía Han Occidental. Abarca casi 40.000 metros cuadrados y contiene ocho tumbas y un sitio donde hay enterrados caballos empleados en carrozas.
Los artefactos desenterrados hasta ahora incluyen un retrato de Confucio, cerca de 3.000 tablillas de madera y de bambú y una gran cantidad de artículos de bronce, oro y jade.