Barra de vídeo, videos de Youtube

Loading...

Enciclopedia de la cultura china: El único mercado existente en la Ruta Antigua del Té y los Caballos 茶马古道上唯一幸存的集市



CCTV agregó 6 fotos nuevas.

‪#‎Enciclopediadelaculturachina‬ Enciclopedia de la cultura china: El único mercado existente en la Ruta Antigua del Té y los Caballos 茶马古道上唯一幸存的集市
El 29 de octubre de 2002, el Fondo Mundial de Monumentos declaró en Kunming que la Manzana Sideng de Shaxi de Yunnan, la Gran Muralla, la Bogada y el Convento Daqin de Shaanxi y la Iglesia Ohel Rachel de Shanhai fueran inscritos en la lista de protección entre los monumentos mundiales de 2002.
Shaxi está ubicado al suroeste de Jianchuan de Yunnan y al sureste de la Reserva Natural de los Tres Ríos Pararelos, entre la zona turística Dali y Lijiang, y muy cerca de la famosa montaña Shibao. Actualmente, el pueblo antiguo Shaxi todavía conserva sus características arquitectónicas más originales.
La Manzana Sideng de Shaxi es el único mercado existente de la Ruta Antigua del Té y los Caballos, contando con teatros, hoteles, templos y puertas, los cuales lo permiten ser el mercado completo que conecta el Tíbet y el sur de Asia.
La Ruta Antigua del Té y los Caballos se refiere al camino comercial interncional entre los pueblos del suroeste y noroeste de China, donde la gente utiliza caballos como medio de transporte. Esta ruta conecta Sichuan, Yunnan y el Tíbet, se extiende por Bhután, Sikkim, Nepal y la India, hasta el oeste de Asia y el Mar Rojo. De acuerdo con los descubrimientos y los registros históricos, a principios de la dinastía Tang, esta Ruta ya empezó a desempeñar un papel importante. En la Segunda Guerra Mundial, cuando las zonas costeras y la carretera entre Yunnan y Birmania fueron ocupadas por los japoneses, esta Ruta se convirtió en la única ruta continental de China para conectar con los países extranjeros.
La Manzana Sideng de Shaxi pertenece tanto al ayer como al futuro, siempre tan encantadora. Como un mercado de la Ruta Antigua del Té y los Caballos, la Manzana Sideng ha pasado a la historia, pero como un fósil vivo y un patrimonio de la humanidad, nunca será olvidado.