Rebelión de An Lushan

Resultado de imagen para an lushan rebellion   Resultado de imagen para an lushan rebellion

Rebelión de An Lushan
Los primeros gobernantes Tang, también la emperatriz Wu Zetian (reinó desde el 683 hasta el 705), una antigua concubina imperial, por lo general fueron gobernantes capaces. Sin embargo, el brillante emperador Xuanzong, se enamoró de la cortesana Yang Guifei, una mujer mucho más joven que él y
descuidó sus deberes permitiéndole situar a sus amigos y familiares en cargos importantes del gobierno. Uno de los favoritos de Yang era el competente general An Lushan, quién luchó con el hermano de Yang por el control del gobierno, de manera que precipitó una revuelta en el 755; no se restableció la paz hasta el 763 y aún entonces sólo por medio de alianzas que los Tang habían formado con tribus de Asia central. Tras la rebelión de An Lushan, el gobierno central nunca más fue capaz de controlar a los comandantes militares de las fronteras, algunos de los cuales convirtieron sus puestos en reinos hereditarios y retuvieron con regularidad los impuestos destinados al gobierno central. Esta situación se expandió a otras regiones de la propia China y hacia el siglo IX la zona que se encontraba bajo el control efectivo del gobierno central estaba limitada a la provincia de Shaanxi.
Durante los últimos años de los Tang tuvo lugar un gran florecimiento cultural; los poetas Li Bo, Du Fu y el maestro de la prosa Han Yu aparecieron en un momento en que ya había comenzado el proceso de declive político. La impresión de libros promovió la unidad cultural.
1.3.1.3 Persecución religiosa y desunión
La decadencia del budismo y la reaparición del confucianismo a finales de la era Tang dieron lugar a la aparición de una nueva y vigorosa ideología, que proporcionó la base para el crecimiento de una civilización perdurable en los siglos siguientes. Aunque el budismo había alcanzado el punto más alto de su popularidad durante los años de paz y prosperidad de los primeros Tang, se había desarrollado una clase oficial culta, principalmente de creencias confucianas hacia mediados de la dinastía que consideraba al budismo una fuerza perjudicial para la sociedad china. En el 845, el emperador comenzó una dura persecución contra los budistas; más de 4.600 monasterios y 40.000 templos y santuarios fueron destruidos, y más de 260.000 monjes budistas se vieron obligados a volver a la vida secular. También otros grupos religiosos pasaron a estar bajo control estatal.
El crecimiento social y económico tendía a preservar la unidad durante los años de fragmentación política. Durante el periodo de gobierno de los últimos Tang se desarrollaron los gremios de artesanos, el uso de papel moneda y la centralización comercial.
La dispersión del poder político y económico que marcó la disolución de la dinastía Tang dio lugar al llamado periodo de las Cinco Dinastías (907-960). No sólo se sucedieron cinco cortas dinastías en el valle del Huang He del norte de China, sino que se establecieron diez estados independientes, la mayor parte de ellos en el sur del país. A pesar de ello, los invasores extranjeros no asolaron China durante este periodo; la dinastía Liao (907-1125) de los mongoles Khitan, con base en Dongbei Pingyuan (Manchuria) y Mongolia, fue capaz de extender su influencia sobre las provincias de Hebei y Shaanxi. Pekín se convirtió en la capital del sur del imperio conjunto chino-khitan.

Fuente: Biblioteca de Consulta Microsoft ® Encarta ® 2005. © 1993-2004
Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos. Versión adaptada por
Eugenio Anguiano (agosto de 2008).

Entradas populares de este blog

Enciclopedia de la cultura china: estampa de Año Nuevo 年画

HISTORIA DE CHINA El restablecimiento del Imperio